Agua en Myanmar

Myanmar, la Tierra de Oro, es mayoritariamente un país Budista. Fue conquistado por los británicos en el Siglo XIX y posteriormente incorporado al Imperio Indio de la Corona Inglesa. Fue administrado como provincia de la India hasta 1937, obteniendo finalmente su independencia en 1948.

Desde 1962, el ejército ha estado controlando el país. Éste se halla repleto de fuentes naturales, pero el crecimiento y el progreso están sofocados por el estricto control del gobierno.

Desde 1989, las autoridades militares han promovido el nombre de Myanmar como un nombre convencional para el estado. A partir de entonces, el nombre Myanmar es ampliamente aceptado por numerosos países y por las Naciones Unidas.

Myanmar

Con una población de casi 60.000.000 de habitantes distribuida en un área de 678.500 kilómetros cuadrados, es el país más grande del Sureste de Asia continental y el 40 más grande de todo el mundo. Bordeando al noroeste con Bangladesh, comparte la mayor parte de sus fronteras con la región del “Tibet” China al norte, y con China al noreste. Al sureste con Laos y Tailandia.

La mayor parte del país se sitúa entre el Trópico de Cáncer y el Ecuador. Se ubica en la región monzónica de Asia, recibiendo en sus costas más de 5.000 mm. de lluvia anuales. Las precipitaciones anuales en la región del delta son de aproximadamente 2.500 mm., mientras que el porcentaje de lluvia en la Zona Seca, localizada en la Myanmar central, no llega a los 1.000 mm. Las regiones al Norte del país son las más frías, con temperaturas medias de 21º C. Las regiones de la costa y del delta registran temperaturas de 32º C.

El lento desarrollo económico del país ha contribuido a la preservación de gran parte de su medio ambiente y ecosistema. Los bosques, que incluyen un denso crecimiento tropical y valiosos árboles de Teca en la baja Myanmar, cubren más del 49 % del país. Otros árboles indígenas de la región son la acacia, el bambú, el mangle, el cocotero y la palmera de betel, mientras que el caucho ha sido una especie introducida. En las zonas más altas del norte, la mayor parte del terreno se encuentra cubierta por robles, pinos y rododendros de varios tipos. Las tierras a lo largo de la costa muestran gran variedad de frutos tropicales. En la Zona Seca, la vegetación es escasa y de pequeño tamaño.

En  Myanmar son comunes los animales típicos de la jungla, particularmente los tigres y leopardos. En la parte alta de Myanmar hay rinocerontes, búfalos salvajes, jabalíes salvajes, ciervos, antílopes y elefantes. También son numerosos los pequeños mamíferos, cuya variedad va desde los gibones y los monos hasta los zorros voladores y los tapires. La abundancia de aves es notable, con más de 800 especies. Entre los reptiles figuran cocodrilos, salamanquesas, cobras, pitones de Myanmar y tortugas. Hay cientos de especies de peces de agua dulce, que constituyen una fuente muy importante de alimento.

Con gran pureza de recursos debido a su lento desarrollo económico, Myanmar es un país único que aún conserva un sistema tradicional de medicina, desconocido para muchos. Las casas están hechas de Bambú en todo el país, excepto en las grandes ciudades.